Autoempleo en solitario

Auto-empleo en solitario

Por Jotapgarrido

Cuando hablamos de autónomos, nos estamos refiriendo a trabajadores por cuenta propia que emprenden una actividad económica en solitario, ya sean artesanos, fontaneros, guías de turismo, camioneros o abogados. Y la ejercen en solitario, sin tener trabajadores a su cargo ni depender ellos mismos de nadie más.

Excepto en algunos casos marginales, cualquier actividad económica está sujeta legalmente a su encuadramiento en alguno de los epígrafes de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas, siendo obligatoria el alta en Hacienda y en el Régimen de la Seguridad Social que corresponda.

Emprender en solitario implica legalmente estar inscrito en el Régimen Especial de Autónomos de nuestro sistema de Seguridad Social, si bien existen diversas actividades marginales que no precisan de ningún encuadramiento en dicho sistema pero que están sujetas a un límite anual de ingresos (por ejemplo, cuando una persona recibe una comisión por hacer un seguro a un familiar, o cuando bien estando en el paro o siendo profesor de universidad se percibe una remuneración por una conferencia dada en un congreso).

Anuncios